Los bots, ¿el futuro de las reservas de hotel?

13 abril, 2016 a las 11:28

Hasta ahora, las reservas online de un hotel proceden en un gran porcentaje de las propias páginas de los establecimientos y de webs donde consultar destinos y ofertas que se adapten a las necesidades de cada cliente, como Booking, Trivago, etc.

Vía web o aplicación móvil tenemos un universo de posibilidades a nuestro alcance para poder reservar una estancia de hotel. Una vez reservado, comienza el proceso de interacción cliente – hotel. Consulta vía email, teléfono o redes sociales para averiguar o confirmar servicios que ofrece el hotel, etc. Y una vez en el hotel, desde recepción se facilita información para conocer el entorno, visitar un buen restaurante y conocer el mejor museo.

En el futuro todo seguirá siendo igual: los clientes tendrán respuestas a cada una de sus consultas, reservas o quejas. Pero lo que puede cambiar es el contexto en el que se produzcan y quién los atienda.

Los bots son programas informáticos que imitan el comportamiento humano. No son nada nuevo. Ya se usan hace tiempo, por ejemplo, en el mundo de los videojuegos (jugador vs máquina). Pero aún no se han incorporado de manera global en el mundo empresarial.

Veamos dos ejemplos concretos en el mundo del turismo:

El futuro del turismo y los hoteles según FiturTech 2016

25 enero, 2016 a las 12:15

La personalización del servicio será protagonista en el futuro del turismo y los hoteles, según lo presentado en FiturTech 2016.

Álvaro Carrillo, director de ITH, resumía así para prnoticias lo que esta edición de FiturTech ha presentado a todos los profesionales que asistieron a las jornadas tecnológicas que se realizaron dentro de Fitur Madrid:

En esta ocasión FiturTech estuvo organizado no sólo por ITH. La empresa de marketing sensorial Emotion Experience también participó activamente en su organización. Lo más destacado fue

¿Clientes de hotel con chips NFC implantados en la piel?

14 enero, 2016 a las 10:42

Sí, puede ser. O al menos, eso podemos pensar al ver el experimento que hizo Andreas Sjöström con la aerolínea SAS, instalándose un chip NFC en su mano.

Hasta ahora hemos visto aplicaciones de la tecnología NFC (Near field communication) en diferentes mercados y partes del mundo. Para los que no sepan a qué nos referimos, estamos hablando de una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos.

Un ejemplo básico de la aplicación de esta tecnología en hoteles:

Hay empresas, como Assa Abloy, que ya lo han implementado en hoteles de España. Pero como explicaré a continuación, no me refiero al uso de la tecnología NFC vía móviles.

Leí hace apenas unos días que